Desistimiento


El desistimiento se encuentra recogido en el art. 16.2 CP, que lo define de la siguiente manera:

2. Quedará exento de responsabilidad penal por el delito intentado quien evite voluntariamente la consumación del delito, bien desistiendo de la ejecución ya iniciada, bien impidiendo la producción del resultado, sin perjuicio de la responsabilidad en que pudiera haber incurrido por los actos ejecutados, si éstos fueren ya constitutivos de otro delito o falta.

En primer lugar, se aprecian dos claras diferencias con la tentativa, a saber:

1) En la tentativa, el resultado no se producía porque intervenía una causa externa, ajena a la voluntad del autor. En el desistimiento , es el autor quien interviene para impedir el resultado del delito, bien desistiendo de la ejecución, bien impidiendo la producción del resultado.

2) La tentativa se castiga con la pena inferior en uno o dos grados. El desistimiento conlleva la exclusión de responsabilidad penal. De hecho, el art. 15 CP se refiere a la tentativa de delito – o falta si es contra las personas o el patrimonio – y no al desistimiento.

En efecto, se trata de una causa personal de exclusión de la pena que obedece a una decisión de política criminal: entendiendo que la pena cumple una función preventiva – entre otras -, imponer una pena a una persona que ha desistido de la ejecución de la conducta típica resulta innecesario e ineficaz; esto es, la motivación es que no se sancionará al autor que desista, y se protege así el bien jurídico. De igual manera, también obedece a los principios de ultima ratio y de intervención mínima del derecho penal.

El mismo apartado 2º establece dos tipos o  “maneras” de desistir de la ejecución, a las cuales la doctrina se refiere como:

Desistimiento voluntario: una vez iniciada la ejecución, el autor desiste de continuar con el resto de los actos que faltarían para la consumación del delito; se correspondería con la tentativa inacabada. El desistimiento debe ser voluntario, por lo que no es posible entender el desistimiento si han influido razones psicológicas importantes en la decisión o cuando sobrevengan circunstancias que dificulten o imposibiliten la ejecución. Por ejemplo, no se puede apreciar desistimiento voluntario si el autor desiste de la ejecución (aunque materialmente puede continuarla) si escucha que se aproxima la policía.

Arrepentimiento eficaz: a diferencia del anterior, en este caso ya se han ejecutado todos los actos, pero el autor impide que se desencadene el resultado con acciones posteriores; se correlaciona con la tentativa acabada. Para apreciar el arrepentimiento eficaz, la conducta llevada a cabo debe ser de entidad suficiente como para producir el resultado, y debe evitarse este resultado por las acciones del autor. Por ejemplo, A dispara a B, con la intención de matarlo,  lo lesiona gravemente y lo lleva al hospital para evitar que muera. En este caso, A realizó todos los actos tendentes a la producción del resultado deseado, pero antes de que éste se produzca, lleva a B al hospital para evitar su muerte. Como en el desistimiento voluntario, el adjetivo eficaz es importante, puesto que sólo quedará excluido de responsabilidad penal si efectivamente se evita la producción de la lesión. En caso contrario, deberá analizarse el supuesto al amparo del art. 21 CP – en concreto, de su apartado 5º – por si se entiende que concurre esta circunstancia atenuante de la pena.

Ambos casos operan como causa de exclusión de la pena, como ya se ha mencionado. Sin embargo, quedan fuera de esta exclusión los actos ejecutados con anterioridad si per se son constitutivos de otro delito o falta; esta previsión se recoge en el apartado 2º in fine. Por ejemplo, y siguiendo con el último ejemplo, A quedará excluido de responsabilidad penal por el intento de homicio/asesinato de B  pero, al causarle a éste lesiones, A responderá por este delito de lesiones.

La respuesta a la pregunta de “qué ocurre si intervienen varios sujetos y algunos desisten voluntariamente o se arrepienten eficazmente y otros no” se encuentra en el art. 16.3 CP:

3. Cuando en un hecho intervengan varios sujetos, quedarán exentos de responsabilidad penal aquél o aquéllos que desistan de la ejecución ya iniciada, e impidan o intenten impedir, seria, firme y decididamente, la consumación, sin perjuicio de la responsabilidad en que pudieran haber incurrido por los actos ejecutados, si éstos fueren ya constitutivos de otro delito o falta.

En estos casos, sólo estarán excluidos de responsabilidad aquellos intervinientes desistan voluntariamente o se arrepientan eficazmente – si cumplen con los “requisitos” ya analizados para cada caso -, mientras que el resto deberán responder por el delito del cual pretendían su consumación.

Un comentario en “Desistimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s