Principio de irretroactividad


Otro de los principios limitadores importantes es la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, que también se recoge en el artículo 9.3 de la Constitución. Cabe destacar que no es propio del derecho penal, sino que afecta a todo procedimiento sancionador, esto es, también el administrativo.

Este principio prohíbe que puedan sancionarse conductas en base a normas que se hayan dictado y entrado en vigor con posterioridad a la comisión de ese acto: si lo que la sanción pretende es guiar la conducta de la ciudadanía para que no cometa ciertos actos, no sería lógico sancionar conductas que, en el momento de cometerse, no estaban prohibidas. En este sentido, se trata de una concreción del principio de seguridad jurídica: no se puede acomodar la conducta a una norma que no existe.

En sentido contrario, el principio permite la retroactividad de las disposiciones sancionadoras favorables, aunque se esté cumpliendo condena. Es lo que ha ocurrido con la reciente entrada en vigor de la LO 5/2010: el rebaje de algunas penas ha supuesto que los penados que cumplen condena por un delito cuya sanción se ha visto modificada obtengan antes (o de inmediato, según lo que hayan cumplido de la pena) la libertad definitiva. En cambio, si la modificación prevé sanciones más graves, la pena impuesta no se verá alterada.

En la vertiente práctica, se ha de tomar en consideración no el momento de dictar sentencia, sino el momento de los hechos. Si entre la comisión del ilícito penal y la celebración del juicio (y posterior sentencia) ha habido alguna modificación en el ordenamiento jurídico que incida sobre la sanción aparejada a la infracción, sólo se alterará la pena si es beneficiosa para el reo. De ello se extrae que deben juzgarse a los autores con el Código Penal que estaba en vigor en el momento de la comisión del ilícito.

Una pregunta a este respecto es: si se cumple la pena y, posteriomente, hay una “rebaja” de la sanción aparejada, ¿se tiene derecho a indemnización? La respuesta es NO. Teniendo en cuenta el motivo de este principio, en el momento de cometer el hecho el autor sabía qué pena tenía aparejada; que después se modificase no da derecho a que sea resarcido.

Finalmente, comentar que el principio, en su vertiente positiva, hace referencia a “disposiciones sancionadoras“, es decir, a normas. Por tanto, no debería aplicarse retroactivamente un artículo que es favorable si el conjunto de ellos no lo es.

El principio de irretroactividad se recoge en el artículo 2 del Código Penal de esta manera:

1. No será castigado ningún delito ni falta con pena que no se halle prevista por Ley anterior a su perpetración. Carecerán, igualmente, de efecto retroactivo las Leyes que establezcan medidas de seguridad.

2. No obstante, tendrán efecto retroactivo aquellas leyes penales que favorezcan al reo, aunque al entrar en vigor hubiera recaído sentencia firme y el sujeto estuviese cumpliendo condena. En caso de duda sobre la determinación de la Ley más favorable, será oído el reo. Los hechos cometidos bajo la vigencia de una Ley temporal serán juzgados, sin embargo, conforme a ella, salvo que se disponga expresamente lo contrario.

About these ads

, , ,

  1. Principios limitadores del derecho penal « IN IUS VOCATIO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 145 seguidores

%d personas les gusta esto: