La intervención en el delito (VIII): formas de cooperación


De las conductas que doctrinalmente se califican como participación, el legislador español entiende que existen dos tipos de cooperación: la necesaria – llamada cooperación necesaria – y la no necesaria – conocida como complicidad.

El Código Penal considera al cooperador necesario como autor – art. 28(b) CP – y, como tal, se le impondrá la pena prevista para el ilícito penal cometido (art. 61 CP). Sin embargo, la complicidad es una forma de participación que recibe un tratamiento especial: no sólo se enuncia en un precepto diferente -art. 29 CP -, sino que la pena impuesta al cómplice también es diferente:

Art. 63 CP

A los cómplices de un delito consumado o intentado se les impondrá la pena inferior en grado a la fijada por la Ley para los autores del mismo delito.

About these ads
  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 151 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: